PLANIFICACIÓN Y LAS DECISIONES ADECUADAS.

Una de las metas que persigue un emprendedor es lograr que su negocio se desarrolle, crezca y se mantenga en el tiempo; no es un sueño imposible de alcanzar, pero requiere de paciencia, planificación y las decisiones adecuadas.

Lleva un buen control financiero

El crecimiento de una empresa requiere de un eficiente manejo financiero y de inversión. Si no eres responsable con los recursos de tu negocio, este no tendrá posibilidades de prosperar, pues no serás capaz de invertir en lo necesario.

Invierte en el capital humano

Recuerda que para que un negocio funcione debes tener colaboradores comprometidos, eficientes y contentos con su empleo. Muchos empresarios creen que invertir en el capital humano es algo secundario, lo cual es un error. Si apuestas por tus colaboradores cosecharás los beneficios a mediano y largo plazo.

Usa la tecnología

Para que tu negocio crezca y sea más competitivo en tu rubro, debes aprovechar las herramientas tecnológicas que ofrece el mercado. No pierdas de vista las distintas aplicaciones y sistemas informáticos para mejorar tus procesos, reducir tiempos de producción y comunicación y llevar un mejor control financiero.

Innova

Si quieres que tu negocio crezca tienes que darte cuenta que debes hacer cambios para adaptarte, mejor al mercado, adecuarte a las necesidades del público y diferenciarte de la competencia.

Diversifica tus inversiones

Con las ganancias de tu negocio puedes tomar distintas decisiones, como comprar mercadería, maquinaria o equipo. Una buena práctica empresarial es diversificar las inversiones de tu empresa. Recuerda que el crecimiento de una empresa va ligado con la inversión a la misma.

images

La inflación ha impactado en los productos del ramo de accidentes y enfermedades.

En México alrededor de 12.2 millones de mexicanos cuentan con un seguro de gastos médicos y algunas de las razones por la cuales muchas personas no se aseguran es porque creen que estos productos son caros y no los necesitan; sin embargo, la diferencia del costo de una enfermedad con seguro y sin él puede ser de hasta 80 por ciento.

Por ejemplo, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el costo de una neumonía es de aproximadamente 209,250 pesos, pero por esta enfermedad, con un seguro de gastos médicos mayores, una persona asegurada pagaría sólo 34,455 pesos.

Lo anterior, tomando en cuenta que pagaría un deducible de 15,000 pesos y un conseguro de 10%, según un cálculo realizado.

De acuerdo con la Condusef, el deducible es la cantidad de dinero que el asegurado aportará cada vez que ocurra un siniestro para que lo indemnice la aseguradora y el coaseguro se refiere al porcentaje que se deberá pagar del total de los gastos cubiertos por el seguro después del deducible.

Actualmente los costos de los seguros de gastos médicos mayores rondan entre 15,000 y 40,000 pesos para una persona de 35 años, sin embargo, el precio varía dependiendo de diversos factores, por ejemplo, la edad, sexo, localidad, hábitos de las personas, red de hospitales para atenderse, deducible y coaseguro, entre otras cosas.

Recientemente la AMIS informó que entre las enfermedades más caras atendidas durante el 2021, figura el Covid-19, que cuesta alrededor de 524,000 pesos sin seguro, mientras que con un producto de gastos médicos el costo es de 65,900 pesos.

Cabe destacar que los seguros de gastos médicos mayores no te liberan de los pagos que tendrás que asumir al enfrentar una enfermedad, sino que mitigan y reducen en gran parte el impacto económico que éstas causan.

Por esto, es tan importante que antes de contratar un producto de este tipo se revise de cuánto será el deducible que pagarás y el coaseguro que contempla.

images
images
images